Un blog puede convertirse en cualquier cosa

Hay 0 cuentos sobre Costa Rica

Libros

Libro «Cuentos contra reloj» de Hernán Casciari

Cuentos contra reloj

Libro «100 covers de cuentos clásicos» de Hernán Casciari

100 covers de cuentos clásicos

Libro «Charlas con mi hemisferio derecho» de Hernán Casciari

Charlas con mi hemisferio derecho

Libro «El mejor infarto de mi vida» de Hernán Casciari

El mejor infarto de mi vida

Libro «Messi es un perro y otros cuentos» de Hernán Casciari

Messi es un perro y otros cuentos

Libro «El pibe que arruinaba las fotos» de Hernán Casciari

El pibe que arruinaba las fotos

Libro «Renuncio» de Hernán Casciari

Renuncio

Libro «Los consejos de mi abuelo facho» de Hernán Casciari

Los consejos de mi abuelo facho

Libro «Todos los desechos reservados» de Hernán Casciari

Todos los desechos reservados

Libro «Más respeto que soy tu madre» de Hernán Casciari

Más respeto que soy tu madre

Libro Infantil «Papelitos» de Hernán Casciari

Papelitos

Libro «El nuevo paraíso de los tontos» de Hernán Casciari

El nuevo paraíso de los tontos

Libro «Una playlist de 125 cuentos» de Hernán Casciari

Una playlist de 125 cuentos

Libro «Seis meses haciéndome el loco» de Hernán Casciari

Seis meses haciéndome el loco

Libro «España, decí alpiste» de Hernán Casciari

España, decí Alpiste

Siempre fueron los países donde el fútbol es un pasatiempo. A veces prefieren el béisbol, la elección de Miss Universo o salir corriendo cuando los persigue un tigre. Siempre fueron las selecciones simpáticas de las Copas...
Aunque el torneo haya empezado el jueves, en mi cabeza arrancó hace un rato, a los 20 minutos del segundo tiempo del undécimo partido, cuando Messi hizo su primer gol en un Mundial con la camiseta...
Estoy en San José de Costa Rica y llueve. Acabo de pedir un café y abro la portátil. De repente aparezco etiquetado en una foto de Facebook y pienso que se trata de un error, porque...
Los miércoles a las nueve de la noche, hora de Nueva York, la cadena norteamericana ABC emite una serie de televisión que me gusta. A esa misma hora un mexicano llamado Elías, dueño de un vivero...