Hay 0 cuentos sobre la infancia

Libros

Libro «Cuentos contra reloj» de Hernán Casciari
Cuentos contra reloj
100 covers de cuentos clásicos
Charlas con mi hemisferio derecho
El mejor infarto de mi vida
Messi es un perro y otros cuentos
El pibe que arruinaba las fotos
Libro «Renuncio» de Hernán Casciari
Renuncio
Los consejos de mi abuelo facho
Todos los desechos reservados
Más respeto que soy tu madre
Papelitos
El nuevo paraíso de los tontos
Una playlist de 125 cuentos
Seis meses haciéndome el loco
España, decí Alpiste
Cuentos contra reloj
Y puedo contar la historia porque Hugo y Elena ya no están en este mundo, lo tuve que averiguar, yo había que Hugo había muerto, no sabía si Elena había muerdo. Y no hubiera contado esto...
Cuentos contra reloj
Escribo esto el 31 de marzo del 2023. Si Roberto viviera, hoy cumpliría 79 años. Pero hace quince murió de un infarto. Nadie esperaba esa muerte, porque era deportista y estaba sano. No fue una muerte...
Cuentos contra reloj
Mi hija Pipa nació en el 2017, por eso en marzo de este año empezó la escuela primaria, en San Antonio de Areco. Hubo un acto en el colegio, creo que fue miércoles 1 o 2...
El mejor infarto de mi vida
A los nueve años Marcelino se metió el dedo en el ombligo y descubrió, bien al fondo, un botón parecido a los que se usan para apagar la luz. Ni su mamá, ni su pediatra, ni...
El mejor infarto de mi vida
No me gustan las escenas de amor en público por algo que le pasó a un amigo de la escuela a los doce o trece años. Se llamaba Gastón Cupi y me encantaba que me invitara...
El mejor infarto de mi vida
Me salvé de la colimba y de la guerra. Me salvé de ser vegetariano. Me salvé de muchas cosas horribles. Pero no pude esquivar la bala más dolorosa: llevar a mi hija a un concierto de...
El mejor infarto de mi vida
El otro día mi hija me preguntó cómo había que hacer para escribir una poesía, y entonces le improvisé un reglamento de diez pasos fundamentales. Le dije: «Nina, escuchá muy bien este decálogo para ser poeta»....
El mejor infarto de mi vida
La arquitecta Candela Prieto estaba a punto de apagar la computadora de su oficina cuando recibió un mensaje en Facebook que decía así: «Hola, me llamo Candela Prieto y tengo diez años. Te escribo desde el...
El mejor infarto de mi vida
Salgo muy poco, pero cuando no queda más remedio me pone muy triste ver los autos en la calle, estacionados. No puedo reconocer a ninguno, no sé de qué marca son, ni de qué país. Antes...
Los consejos de mi abuelo facho
Ha llovido en el arenero del jardín de infantes, pero Alex y Lucas se sientan de todas formas en el suelo mojado. Es el segundo recreo y hay nubarrones oscuros en el cielo de Mercedes. Alex...